Blogia
La Nota

La Nota 10/01/2003

10/10/2003

Me gustan los sábado, si todos los sábados son como hoy, yo firmo. Por la mañana me he levantado enfadada por lo de Chechu de ayer y por tener que ir al cole un sábado.  Me he tomado rápida el desayuno y he preparado 2 sándwiches, uno para mi y otro para Joe, le he tenido que dar explicaciones a Maru. Maru se ha comportado como Mari y Valeria, pero ella tiene 20 años más ¿no le da vergüenza?. En el trayecto hacia la escuela, he evitado cruzar la mirada con Chechu, se que le hubiera dicho algo muy gordo. Vale se lo he dicho, pero se lo he dicho en castellano, así que no hay problema. Cuando ha parado delante del cole, antes que yo saliera del coche, me ha pedido disculpas por lo de ayer, me ha dicho que estaba muy nervioso por una reunión que tenía hoy, pero que aquella no era excusa para su mal comportamiento. En ese momento me hubiera gustado que se hubiera hecho el harakiri allí mismo, delante de mí. Pero le he dicho un “no pasa nada, tranquilo” y le he sonreído. ¡Que asco!

Las clases de los sábados son solo hasta el medio día, y son todas en inglés, no hay japonés. Ni tan siquiera la hora obligatoria para los no-japoneses. Los profesores se ven más amables y aunque nos han puesto deberes, tenemos un día entero para hacerlos. Le he entregado la nota a Takeshi y él la ha entregado a  quien se la haya de entregar. Ni lo sé, ni me importa.  A Joe le ha gustado mi sándwich, no ha parado de repetírmelo, soy una gran cocinera, ¡claro! de la alta cocina de los bocatas, jejeje.

He ido a almorzar con chechu, se sentía culpable así que ha insistido en invitarme a comer. Hemos ido a comer a un italiano. Si, había cubiertos. ¡Bien! He pedido una pizza, un plato de macarrones y un helado de tiramisú.  Chechu se ha portado muy bien, me ha preguntado ¿cómo me iba el cole?, ¿si me gustaba Japón?, ¿si echaba de menos a Susi?.... No parecía él. Por lo visto, la reunión ha sido un éxito, su estado de ánimo era genial.

Al llegar a casa estaban todos, Hogai, Hiroani, Shoyo, Eichi, Ai, Maru y papá. Ha sido divertido ver como papá reñía a Tetsuzan como si fuera un crío de 6 años. Todos los padres son iguales, “¿y el teléfono para que está?, ¿no nos podías llamar?, sabes que los sábados comemos todos juntos ¿es que tú no tienes familia? Estábamos a punto de llamar a la policía”. Chechu ha bajado la cabeza y solo asentía y perdía perdón. Después de la reprimenda a Chechu. Ai y los chicos me han llevado a ver un dojo. Es el dojo donde van todos los de la familia, se ve que los dueños del dojo son amigos de la familia de toda la vida. Así que me han a dejado verlo, mientras hay clases y el dueño, Utamaro, (glutamato) me ha dicho que estará encantado que vaya siempre que quiera. Me ha enseñado una foto de mamá, Daisuke, Susi y él con la sagrada familia de fondo. Mama estaba guapísima y muy joven, tengo que pedirle que me haga una copia de la foto. Se la escanearé y se la enviaré a Susi. En esa foto se ve que Susi y Laurita son clavadas. Porque sé que es ella que sino hubiera dicho que es una foto de Laurita. Echo de menos a Laurita, a Luís y a Susi. Hasta marzo no los voy a ver, se me va a hacer largísimo.   

Hemos merendado en el dojo, bueno en la casa de Glutamato, nos ha invitado a pastelitos típico japoneses y a té. El té japonés, no me gusta, es muy amargo. Y los pastelitos japoneses, les faltan azúcar o nata o chocolate o cabello de ángel, o crema. Están buenos, pero no matan. Pero me han sabido a gloria, no sé, me lo he pasado muy bien. Glutamato y papá son muy amigos, y no paraba de picarse, además, Glutamato me ha dicho que si papá hubiera jugado limpio, yo ahora le llamaría papa a él, y no al cabeza pelada de Daisuke.

Cuando he llegado a casa me he puesto a hacer los deberes, no quiero más notitas. Los Utada  no les importa que les des esquinazo si estás haciendo los deberes, lo primero, es lo primero. Así que siempre que quiera darles esquinazo, nada, que con que decir que tengo muchos deberes ya está.  Esta noche acabaré de hacerlos, quiero tener el domingo totalmente libre.

Por cierto, Chechu me ha comprado unos palillos para niños pequeños, y se ha pasado toda la cena enseñándome, todos reían, parecíamos una familia feliz. Un par de días más y cree que me habré hecho con los palillos.

HOY HA SIDO EL MEJOR DÍA DESDE QUE LLEGUÉ A JAPÓN.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Céline... -

Ah!! Ya lo voy pillando, entonces ya no estas allá?

La Nota -

Los post son "hojas arrancadas" de un diario que se escribió en el 2003, con motivo del primer vez a Japón, para conocer a Daisuke.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

JULIET -

Es la primera vez que leo tu blog y realmente me cuesta muchísimo pillar quién es quién... cuánta gente!!

En fin, lo que he pillado es que estabas en japón, que ahora quizás ya no, que lo escribiste hace tiempo... voy muy perdida?

Doctor JB -

Es curioso esto de leer un blog que "ya ha sido escrito". Aish, me vienen varias preguntas...
¿A que se debió el viaje? ¿Sigues allí?

A mi me encantaría visitar Japón. Quién sabe, puede que algún día.

Dafne -

Buff, yo sería incapaz de comer con palillos, me parece imposible!!

Un beso!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres