Blogia
La Nota

La Nota 01/03/2003

01/03/2003

Tengo tantas cosas que decir que no se por donde empezar.

El papá de Valeria es macanudo. Convenció a papá que me dejara quedar, y después nos dejó salir de compras por la tarde y de fiesta por la noche, sin toques de queda ni nada. Y el domingo nos dejo dormir hasta que ya no aguantamos más.

El sábado por la mañana fuimos a Akihabara de tiendas. Me he gastado toda la mensualidad de febrero en regalitos para todos. También compramos ropa, los chicos tuvieron que aguantar un pase completo de modelos. Joe encantado, por supuesto. El papá de Valeria nos vino a buscar en su furgoneta y cargó todos los paquetes. Además nos invitó a cenar en un restaurante Mexicano buenísimo. por la noche fuimos a Roppongi, estaba lleno de discotecas, gracias al tipo de Valeria y a que todas somos  gaijins no nos han pedido documentación alguna, los japoneses son muy distintos cuando llevan 2 copas de más, son más desinhibidos, más simpáticos, más humanos. Cuando Kyo supo en que discoteca estaba me vino a buscar. Le dije a Valeria que salía un momento que acababa de ver a Shoyo, y hasta las 4 no volví a verla, por suerte no hicieron lo típico de ir enlazando discotecas. De las 3 a las 4 estuve con Kyo y después él se fue con unos amigos y yo regresé a la discoteca.  Hoy lo hemos pasado en Shinjuku, más compras, tuve que echar mano de la tarjeta de papá. Para eso me la dio ¿no?

El papá de Valeria es una caña, ha hecho de taxista, nos ha dejado ir a nuestro aire y nos ha invitado a comer y cenar de restaurantes. Por desgracia Valeria dice que cuando está su madre no puede hacer ninguna de estas cosas, ella es muy protectora. Yo más bien diría controladora. Así que el papá de Valeria es un 10, además me ponen un montón los acentos argentinos, pero eso no se lo he dicho a Valeria. El sábado pille mi primera cogorcilla nipona, y me lo pasé genial. La verdad es que no eché de menos a mis amigos de Barcelona, suena muy cruel, pero así fue.

Hoy hacía las 8 me dejó el papá de Valeria en casa, y le dije a Daisuke que me había portado muy bien. Que esperaba que fuera más veces a visitarlos. ¿Por qué Daisuke no puede ser igual que Roberto? Roberto confía plenamente en su hija y la deja vivir, y no por eso la quiere menos. Cuando he llegado me han acribillado a preguntas, así que he sacado algunos regalitos que les había comprado y han estado entretenidos hasta la hora de cenar.

Hemos cenado comida preparada, por lo visto Maru y papá han salido hoy y no le ha dado tiempo a preparar nada. He subido y he estado haciendo deberes hasta hace un ratito, al fin los acabé. Kyo, me ha enviado un mensaje de buenas noches al móvil. Dios, ¿ya estamos en el punto de los mensajitos? Si alguna vez me estoy una hora diciendo “cuelga tú, no tú” que alguien me pegue un tiro. Voy a escribirle yo uno, pero corto y apago el teléfono.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Necio Hutopo -

mmmm... Los mensajitos... habra que espepar que a los japos no les de por aquello de mensajearse a las 02:00 de la mañana ("no puedo dormir... Podemos hablar?")... QU+é estaba yo diciendo... Perdón, proyección personal... Esto cada día se pone mejor, un saludo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Céline... -

¿Ya estas saliendo con Kyo? Qué morro, un japonés. Aunque yo con un francés de qué me quejo :P
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres