Blogia
La Nota

La Nota 24/01/2003

24/01/2003

Hoy ha sido un día complicado. Cuando me he levantado solo Maru y Shoyo estaban despiertos. ¿No sé de donde saca las energías Maru?. He desayunado unos cereales y café, y Shoyo lo mismo. Le he recordado a Maru, que hoy me quedaba a comer en el cole, 3 o 4 veces. Maru nos ha llevado en coche al cole, primero a Shoyo y después a mí. Es la primera vez que monto en coche con Maru, conduce muy bien, mejor que Hiro, mil veces.

Al cabo de media hora han aparecido Valeria, Mari, Joe y Jotaro. Jotaro es el primo de Valeria, y era la condición para que ella pudiera venir. Valeria es guapísima, y venía vestida como una modelo. Mari también es muy guapa, pero ella iba vestida más normalita, unos jeans y una cazadora de motorista negra. Me encanta la chupa de cuero de Mari, no me canso de repetírselo. Los chicos por su parte iban muy informales. Yo llevaba el uniforme de la escuela, al fin y al cabo, se supone que hoy era un sábado lectivo. Le he dicho que me he visto por inercia, y cuando me he querido dar cuenta, se me ha hecho muy tarde. No se lo han tragado, pero han dejado de preguntarme. Joe y su padre han venido enseguida, y nos hemos montada en una furgoneta de los estudios, que nos a llevado a casa de Joe.

La mañana ha sido genial, la piscina, la música, los cotilleos, la sala de juegos,...sus padres nos han dejado tranquilos, solo hemos vistos a los padres de Joe a la hora de la barbacoa. Estaba deliciosa. Bueno Valeria y Mari son argentinas, y podrían discrepar conmigo, pero a mi me ha sabido a gloria.

Después de comer, el padre de Joe, nos iba a llevar a ver como se rodaban un programa de tele en directo, pero cuando he cogido la mochila para irme he visto que en el mobil tenia 29 llamadas perdidas y 17 mensajes. Y ahí se acabado mi sábado de fiesta. Pero a mí que me quiten lo bailao, que decía la abuelita.

29 llamadas perdidas, 15 del telefono de papá, 13 del telefono de Chechu y una del telefono de Shoyo. Los mensajes eran todos de Shoyo. Bueno, escribo, los 2 primeros mensajes de Shoyo. Mensaje n1 a las 09:00 Estás muerta, mensaje n2: a las 10:00 La família te está buscando como loca ¿donde estás? Ves para el cole corriendo, ya! El resto de mensajes son por el estilo ¿donde diablos te metes?, están muy enfadados. Ven,... ¿eres idiota?

A las 4:30 llegué al cole, cuando Mr. Yanagita, me vio, enseguida corrió hacía mí. Me agarró del brazo y estiró de mí hasta secretaría. Iba murmurando algo, pero para mi que era en suahili, porque no le entendí nada, hablaba demasiado flojo y demasiado deprisa. Pero en esas circunstancias, ya te digo que no era la tabla periódica lo que iba relatando. Al cabo de 5 minutos, el director, el subdirector y mr. Yanagita (porque me parece a mí que ya no seré su alumna favorita)  entraban en tropel acompañados de Hiroani. Estube media hora sentada, imaginándome lo peor. Me imaginaba a Eichi muerto en el hospital, o papá muerto en un accidente de tráfico, o a Susi... Me asusté tanto, la última vez, que estuve en la secretaría de un colegio, y en la que me trataron igual fue, el día del accidente de Fran y mamá.

Al cabo de media hora apareció papá, nunca me he alegrado tanto de verlo enfadado, me tire a su cuello y creo que ha sido la primera vez que le he dado un beso. Por desgracia, estaba tan enfadado, que me apartó enseguida y entró en el despacho del director. Y otra hora más sentada allí, esperando el veredicto y la condena.

La verdad, es que cuando salieron del despacho salieron riendo, y estrechándose la mano, incluso quedaron para tomar unas cervezas algún día. La cara de papá volvía a ser la del apacible Daisuke de siempre. Solo me atreví a preguntar si estaban todos bien. Pero no hacía falta, al salir de la secretaría los ví todos allí. Y cuando digo todos es todos, hermanos, tíos, primos, los Glutamato,... Habían movilizado la familia al completo. Nunca he pasado tanta vergüenza. Los Utada al completo, incluso primos que aun no había conocido, incluso la novia fea de Hiro.

Bueno la familia decidió pasar la tarde en la feria que habían montado los del cole, para financiar el viaje de fin de trimestre, como si nada hubiera pasado. Por un momento pensé que me iba a librar, Chechu incluso me invitó a un helado. La calma que precede la tempestad, diría Susi con voz de ultratumba. A las 8, nos fuimos para casa. En el coche iba pensando, casí lo logras, casi logras cumplir el mes. Está claro, que aunque lo disimularan estaban muy cabreados.

Bueno, no alargo la agonía, que a mí si que se me va a alargar. Efectivamente estoy castigada. 2 meses sin tele, 2 meses sin postre, 2 meses sin teléfono, 2 meses sin mobil, 2 meses sin internet, 2 meses sin salir, 2 meses ayudando en las tareas de casa y 2 meses sin dojo. Y claro está 2 hostias, tenía razón Susi “no hay 2 sin 3”. Lo que he tenido está noche en casa, no se lo deseo ni al peor de mis enemigos, todos pero absolutamente todos, me ha chillado, me ha reñido y me han vuelto a chillar. Y cuando ya se han cansado de chillarme, me han castigado, sí cada uno ha puesto un castigo, incluso el mocoso. (agradezco a Eichi por lo del postre). Después han vuelto a chillarme, y que después digan que los españoles somos escandalosos tiene huevos, y después papá me ha dado dos hostias de aquellas que te hacen temblar las orejas, ¡coño! Aún me duele la cara, usa la misma técnica de Susi, con carrerilla. Y directa a la cama, sin cenar.

Y lo peor es que mañana es Domingo, desearía que mañana fuera Lunes.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres