Blogia
La Nota

La Nota 18/01/2003

 

18/01/2003

He desayunado el típico desayuno japonés, Maru no me ha dejado salir de casa hasta que me lo he acabado. Eichi me ha dado su nabo y yo le he dado mi tortilla, hacemos un gran equipo. Y esta vez nadie, nos ha visto.

Después de desayunar a la hora de las gallinas, he acabado mis deberes, papá tampoco me ha dejado salir, hasta que los ha comprobado personalmente. Pero si no tiene ni idea de química, pero da igual, los ha comprobado igualmente. 

Al fin he conseguido salir de casa, lo he hecho corriendo, seguro que si me quedo 5 minutos más me pilla algún otro y me hace hacer alguna chorrada.

Hoy en el dojo he dado mi primera lección de defensa personal, Glutamato cree, que es mejor que aprenda primero defensa personal, no he querido ser maleducada, además me da las clases gratis. Pero yo, quiero aprender judo. Supongo que más adelante.

Kyo ha vuelto a acompañarme a casa, no hacía falta, no me iba a perder. Pero Glutamato ha insistido. Maru y papá han insistido que se quedara a comer, así que Kyo ha comido con nosotros, y se ha reído cuando me ha visto comer con palillos para niñas pequeñas. Le he sacado la lengua y le he llamado Burro. Todos se han reído, menos papá y Chechu. Chechu tenía unas ojeras increíbles. ¿donde fue ayer a la noche?. Después de comer, Shoyo le ha pedido permiso a papá para pasar la tarde en casa de GLUTAMATO. Papá ha accedido a regañadientes, pero Shoyo se lo merece, trabaja muchísimo.

Por la tarde ha venido a verme Keiko, hemos estado hablando en spanglish toda la tarde, hemos visto una peli de miedo y hemos comido palomitas de maíz. Ha sido genial. Keiko va al mismo instituto que Shoyo y que Kyo. Y me ha contado que la prueba esa que tenían les ha ido muy bien a los 3. ¿a los 3? Sí Shoyo se ajunta siempre con el trio lalala que diría mamá. Shoyo, Kyo y Kogoru. Por lo que dice Keiko, están hechos unos piezas. El trimestre pasado Shoyo y Kyo fueron expulsados de su anterio instituto. Es por eso que está castigado Shoyo. Por lo visto se metieron en una pelea o algo así, y incluso un chico fue al hospital.  Keiko lo explicaba horrorizada. No me imagino a Shoyo de matón de instituto, es demasiado simpático. Y kyo, bueno no he hablado demasiado con él, pero tampoco tiene pintas de matón.

Fukusabaru ha venido a buscar a Keiko después de cenar y de paso me ha tomado la presión. Fukusabaru es médico, es genial tener un médico en la familia. Estoy baja de tensión, le ha dado una dieta y unas gotas a Maru, para que me las tome. Fukusabaru es muy serio, se parece más a Chechu que a papá. Pero él al menos siempre me sonríe. No tengo sueño, y mañana hay cole. Voy a bajar a ver la tele a ver si me entra el sueño.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Céline... -

Bueno, parece que todo mejora :)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Necio Hutopo -

Correspondiendo la visita y me he leido el archivo de una sentada... Pues nada, interesantes tus aventuras (que serán las tuyas, supongo)...
Por cierto, para celebrar tu vista, ahora, otro cuento
http://hutoyuyos.blogspot.com/
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres