Blogia
La Nota

La Nota 14/01/2003

14/01/2003

Odio a Chechu, lo odio profundamente. Es un borde de cuidado, a Hogai ya se le ha pasado el enfado, pero a Chechu en vez de pasársele cada vez va a más. Hoy por ejemplo, después de recogerme del cole, se ha pasado toda la tarde encima de mi hombro diciendo “mal”, “muy mal”, “haz las cosas bien”. Y a Shoyo no sé si de rebote o por lo de ayer se ha llevado al menos 5 o 6 pescozones. Pobre Shoyo tiene que tener un dolor de cabeza. Ha llegado hasta tal punto de bordería que hasta Eichi ha recibido un bufido, afortunadamente, Maru, ha salido en defensa de su cachorro y de rebote de nosotros. Así que el resto de la tarde Tetsuzan se la ha pasado en su despacho. Y tanto Shoyo, Eichi como yo hemos respirado más tranquilos. Pero Como Shoyo está castigado no puede ver la tele, así que me he quedado a su lado haciéndole compañía. Y enviando mensajitos desde mi Telf. A sus amigos, él no puede tocar el Telf., pero yo si. Cuando ha llegado papá, le ha reñido por estar ganduleando, y le han mandado al despacho a estudiar. Y Eichi estaba con Maru ayudándola a preparar la cena. Así que, me he quedado sola en el salón, sin hacer nada, papá odia a los vagos, los odia mucho; a los vagos y a los ociosos. Así que cuando ve  a alguien, con los brazos cruzados sin hacer nada, pues estalla. Y claro Chechu ha aprovechado la situación, para vengarse de mí. Chechu ya tiene 30 años debería de estar por encima de esas cosas. Pero no, no lo está. Me ha preguntado a grito pelao, que si no estaba haciendo nada que le ayudara a pasar unas cosas al ordenador. A lo que yo tonta de mí, calentita como iba por toda la tarde que me había dado, le he dicho que estaba haciendo nada, y que tenía planeado hacer nada el resto de la noche, y que los datos se los pasara...y aquí he cometido el error. Siempre, siempre, me puede esta boca. Desde que llegué a Tokio, he cuidado mucho mi vocabulario, sé que ellos le dan mucha importancia al vocabulario, así que no se me había escapado ni un jopelines, ni cachis, ni truécanos. Y mucho menos, un joder, cojones, tuputamadre, que son tan recurridos en mi lenguaje diario. Bueno pues después de esto es fácil decir cual de estas lindezas le solté.

Así que señores y señoras, me he llevado el primer guantazo bien dado de Chechu, acompañado de un guantazo doble (de los de ida y vuelta)de mi señor padre. Y he tenido que pedir disculpas a Chechu y pasarle todos los puñeteros datos.

Papá ha llamado a Susi, y Susi se ha reído, decía que había hecho una apuesta con Luís, de cuánto tardaba en recibir una hostia nipona. Por cierto, ha ganado Luís, Susi dijo que al 2º día de llegar ya habría recibido la hostia nipona. También me ha reñido, por supuesto, ¿se iba a perder ella la oportunidad de chillarme?. Bueno el hecho es que como ya he dicho ha sido un día lamentable, y encima el subnormal de Chechu me ha dado un bofetón.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

yahoraquebonita -

Pobrecita, creo q yo me habria llevado el guantazo al 1º dia

En fin q no hay mal q x bien no venga, a tu vuelta a España tendras unos modales impecables

Un besito linda
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Céline... -

El odio es malo, ¿nunca te lo ha dicho? :P
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres